Construir una plataforma con KRM: Parte 1 - ¿Qué hay en una plataforma?

Construir una plataforma con KRM: Parte 1 – ¿Qué hay en una plataforma?

Esta es la 1er. resumen de una serie de varios posts sobre la construcción de plataformas para desarrolladores con KRM  (Modelo de Recursos Kubernetes).

Se empieza por definir ¿Qué es una plataforma?. Son las capas de tecnología que hacen posible la entrega de software, desde los repositorios Git y los servidores de prueba, pasando por las reglas del firewall y los CI/CD pipelines, hasta las herramientas especializadas de análisis y supervisión, y la infraestructura de producción que ejecuta el propio software.

Pero una plataforma no es sólo una combinación de productos. Son las API, las interfaces de usuario y las herramientas de línea de comandos que se utilizan para interactuar con esos productos, las integraciones y el pegamento entre ellos, y la configuración que permite crear entornos de forma repetible.

Una plataforma debe ser fácil de usar, con abstracciones que dependen del usuario. Debe ser escalable: los recursos adicionales deben poder ser «estampados» de forma automatizada y repetible. Debe ser extensible, lo que permite a una organización añadir nuevos productos a ese diagrama a medida que evolucionan sus necesidades empresariales y tecnológicas. Por último, una plataforma debe ser segura y debe cumplir con la normativa específica del sector y de la zona.

El modelo de recursos de Kubernetes (KRM) es el formato declarativo que se utiliza para hablar con la API de Kubernetes. A menudo, el KRM se expresa como YAML. Kubernetes no es solo el bloque de «computación» en un diagrama de plataforma, sino que también puede ser el potente plano de control declarativo que gestiona grandes franjas de su plataforma. En última instancia, KRM puede acercarle a una plataforma para desarrolladores que le ayude a entregar software de forma rápida y segura.

Más información en Google Cloud Blog.

Comments are closed